TU CONSCIENCIA

13494860_366768693447363_5371729253780639951_n.jpg

TU CONSCIENCIA

"La expansión de la consciencia es la progresiva revelación del espíritu en nosotros a través del trabajo del alma" (Maria Flavia de Monsaraz).

Imagina un punto de luz en el centro de tu pecho que poco a poco se va haciendo más grande, más poderoso, tanto que logra extenderse por toda tu energía, incluso fuera de ella. Tanto que ya no hay cuerpo, no hay densidad, ya no hay límites, solo luz, solo emanación. Ese punto de luz, capaz de invadirte y hacerte trascender las líneas de lo material, del ego, del miedo, del apego o la impaciencia es tu consciencia, potencialidad pura, ilimitada e infinita, amor sin definición.

Expandes tu consciencia cuando te liberas de la trampa del ego, cuando conoces su naturaleza y abrazas sus limitaciones.

Expandes tu consciencia cuando despiertas las 7 leyes Universales en ti y las aplicas en tus procesos: cuando recuerdas que todo es karma, que la casualidad no existe en ningún grado, que eres mente y vibras, que todo esta polarizado, que evolucionas en periodos de avance y aparente retroceso o que solo puedes generar si tu energía femenina y masculina están equilibradas.

Expandes tu consciencia cuando aceptas que eres limitado y te decides a soltar el control para entregar y confiar en aquello que tu razón no entiende y que tus ojos no conseguirán ver.

Definitivamente expandes tu consciencia cuando eres capaz de ver amor donde acostumbras a ver juicio, miedo o separación.

Expandes tu consciencia cuando estás abierto a recibir. Cuando meditas o estás en silencio, cuando estás presente y sabes que solo el ahora es real, permites que tu punto de luz crezca, haciéndote cada vez más libre, inmortal, alejado de la densidad del ego, de la falsedad. La consciencia es tu Verdad.

Vives en la consciencia cuando te permites todos tus procesos, cuando no te los niegas, cuando buscas dentro y no fuera, cuando por encima de todo amas, cuando siempre agradeces, cuando pase lo pase aceptas, cuando pese a lo que estás pasando, vives en alegría, cuando logras ver con los ojos cerrados, cuando sabes que es verdad aunque no lo puedas explicar.


Almudena Migueláñez